Para mantener el nivel de la batería estable hasta el momento de la prueba, el detector de humo debe ser probado mensualmente. Esto no sólo es para la seguridad contra incendios, sino también para garantizar el funcionamiento continuo del detector de humo.

Si el detector de humo emite un pitido cada 45 segundos, esto puede significar dos cosas:


1. La pila está realmente agotada (en principio sólo después de aprox. 4 - 5 años)

2. El detector de humo no ha sido probado lo suficiente, lo que ha provocado una batería "perezosa". Puede resolver esto realizando la siguiente acción.


Si el detector de humo indica que la batería está vacía, puede intentar "reiniciarla" manteniendo el botón de prueba durante unos 3 o 4 minutos. Recomendamos que cubra el altavoz del detector de humo durante estos minutos para limitar el ruido y, si es posible, para protegerse sus oídos. Después de esta operación, la batería tiene suficiente voltaje para volver a funcionar. Como medida de precaución, pruebe el detector de humo con una frecuencia semanal y reduzca gradualmente a la prueba mensual.